Tal vez el día de tu boda, por los nervios, la ansiedad y el minuto a minuto, no tengamos un espacio propicio para poder disfrutar y estar completamente tranquilos en nuestra sesión fotográfica. La Pos-boda te brinda ese espacio de sonrisas, esparcimiento y diversión para lograr unas fotos increíbles, arriesgadas e irrepetibles. ¿Por qué no meternos debajo del agua con el vestido de novia?, ¿caminar de la mano por un desierto?, o divertirnos en una fabrica o una casa abandonada. Te aseguramos que en esta sesión Pos-boda lograremos resultados cargados de muchas emociones.

Esta sesión se puede hacer semanas después de la boda o al siguiente día.

Conoce nuestro Portafolio.